El despido de un trabajador es un tema delicado, especialmente cuando se produce en un momento cercano a la futura paternidad. En este artículo, abordaremos la cuestión de si un despido en estas circunstancias puede considerarse discriminatorio según la legislación laboral vigente.

Despedido por ser padre

Leyes laborales y protección que protegen la paternidad

En España, la protección contra la discriminación en el ámbito laboral está garantizada por la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, así como por el Estatuto de los Trabajadores.

El Estatuto de los Trabajadores establece que cualquier despido debe estar basado en causas objetivas y justificadas. Además, prohíbe el despido por razones de género, entre otras formas de discriminación.

¿Es considerado discriminatorio un despido cercano a la futura paternidad?

Un despido cercano a la futura paternidad puede levantar sospechas de discriminación, ya que puede indicar una posible violación del principio de igualdad y no discriminación por razón de género.

Sin embargo, es importante destacar que, para considerar un despido como discriminatorio, es necesario demostrar que el motivo del despido está relacionado directamente con la futura paternidad del trabajador y que no existen causas objetivas y justificadas para la terminación del contrato.

En muchos casos, puede resultar difícil probar la existencia de una discriminación directa basada en la futura paternidad. Por lo tanto, es fundamental recopilar pruebas sólidas que demuestren la relación entre el despido y la inminente paternidad, como comunicaciones escritas o testimonios de testigos.

Acciones legales y recursos disponibles

Si consideras que has sido objeto de un despido discriminatorio cercano a tu futura paternidad, existen acciones legales y recursos que puedes tomar para proteger tus derechos laborales.

  1. Reclamación ante la empresa: Es recomendable comunicar a la empresa de manera formal tu desacuerdo con el despido y solicitar una explicación por escrito de las causas del mismo.
  2. Presentación de una reclamación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC): Puedes iniciar un proceso de conciliación ante el SMAC, donde se buscará una solución amistosa entre ambas partes.
  3. Demanda ante los tribunales laborales: Si no se alcanza un acuerdo en la conciliación o si consideras que tus derechos han sido violados, puedes presentar una demanda ante los tribunales laborales para impugnar el despido y reclamar una indemnización por despido improcedente o nulo.

Conclusiones

Si bien un despido cercano a la futura paternidad puede generar sospechas de discriminación, es necesario analizar cada caso de manera individual y recopilar pruebas sólidas para demostrar una posible violación de los derechos laborales.

En situaciones de despido cercano a la futura paternidad, es aconsejable buscar asesoramiento legal especializado para evaluar las circunstancias y determinar la mejor estrategia para proteger tus derechos. Recuerda que este artículo es informativo.

Call Now Button